Flamencos más jevis que los jevi-metals

Posted on mayo 18, 2013

1


Mixtolobo

“Los flamencos somos más jevis que los jevi-metals”. Con esa frase ha comenzado hoy el quinto Flamenco en Adobo del canal Flamenca y Más, en Scanner FM. La dice un guitarrista muy abierto de miras, Juan Diego, mitad creadora del proyecto de flamenco rock jerezano Mixtolobo. Aproveché su visita a Barcelona acompañando a Jorge Pardo para hacerle unas preguntas y éste ha sido el resultado, un programa en el que los sonidos duros invaden lo jondo para llevarlo a un agujero más profundo si cabe.

En esta edición también suena un guitarrista que influenció mucho a Juan Diego, Manolo Sanlúcar. Le acompaña al cante Carmen Linares, desgarradora como siempre, en el revolucionario Locura de brisa y trino. Sanlúcar hizo un día un comentario a propósito de ese disco que me impactó. Hablaba de salirse del “sistema” musical al que tanto estaba aferrado. Se lo dijo a Miguel Mora en una entrevista recuperada en su libro ‘La voz de los flamencos. Retratos y autorretratos’: “Hay cosas que no tienen ninguna importancia para la consideración de la música. En el flamenco, una tonalidad define un género, un tono define un palo: si estás en el Fa flamenco, haces una seguiriya; si pasas al Mi, te vas a la serrana… Eso sólo pasa en el flamenco. Es mi religión, la de nuestros mayores, pero no tiene por qué ser eternamente así. Igual que sabemos que las lunas no se enamoran de los toros, debemos saber que al oyente le interesa la música, no este palo o aquél”.

Es una respuesta que me relaja bastante viniendo de un flamenco como él, que tanto ha enseñado a otros. Saber en qué palo están tocando tal o cual canción obsesiona a muchos. A algunos les llena la boca; a otros, por no saber qué decir, les acompleja. Y en el fondo no es que sea lo de menos, pero creo que a muchos es algo que les puede antes de tiempo. Se trata de dejarse llevar y sentir un poco, de emocionarse. Por eso me da tanta pena la gente que sienta cátedra enseguida al escuchar cualquier música. Juzgar rápido te tapa los oídos. Yo mientras hago este programa no dejo de aprender cosas, y de sentirlas, porque los tengo bien abiertos, diría que cada día más.

Y por eso mismo, por ejemplo, no voy a llenarme la boca menospreciando el disco ‘Encuentro’ de Los Evangelistas con Soleá Morente, que llevaba semanas queriendo pinchar. He leído algunas críticas lamentablemente lamentables que no paraban de lamentar. No voy a negar que cuando escuché por primera vez ‘Si tu fueras mi novio‘ me espanté un poco. La palabra “flamenquito hortera” me nubló por un segundo la vista, encendiéndose y apagándose a un ritmo muy muy rápido. Flash. Flash. Pero apagué el interruptor  y esperé a poder escuchar el Ep al completo. Y menos mal que lo hice. ¿Qué es para mí el flamenquito? ¿Es eso todo lo que basta decir de algo para que automáticamente no sea decente, bastante bueno, bastante auténtico, bastantante vete a saber qué? Hoy he puesto La Malagueña de la Trini en el programa y os puedo asegurar que es una canción que me emociona más y más a medida que más la escucho. Los Evangelistas están haciendo un trabajo muy valiente, necesario, y espero que tenga un largo recorrido. El mundo indie no deja de vomitar críticas resultonas muy poco constructivas. Hoy he leído una en la que decían que el disco podía ser la banda sonora de Gandía Shore. Y entonces me ha venido a la mente el fandango de Calaña de El Cabrero que pongo recomendado por Lori Meyers. Cómo la clava ese hombre…

También podríamos pasarnos la vida hablando de lo poco que los jóvenes conocemos la copla, del rechazo que a muchos les provoca por pensar que está relacionada con una España casposa, retrógrada o inculta. Y mira que es algo que está en nuestro inconsciente bien sellado, que es algo que automáticamente activa una tecla interior porque suele remover verdades universales. Tenemos mucho por descubrir quienes sabemos poco de copla, y eso es muy emocionante. A mí me ha tocado la fibra sensible la versión de ‘Tengo Miedo’ con armonium y voz que me envió la semana pasada Cristian de Songstore. Es un regalo inmenso, como todas sus canciones. Con ella cierro este último Flamenco en Adobo, donde también podréis escuchar, entre otras cosas, un adelanto del próximo trabajo de Tomasito también bastante jevi y Flamenco Eléctrico, el proyecto que ha vuelto a unir la púa de Jaco Abel al arrebatador quejío de Salao tras cantar con Bombino.

Espero que os abra el apetito (y los oídos),

Hasta otra.

PD: Por cierto, pido disculpas públicamente, porque en el programa en lugar de llamar al cantante de Lori Meyers “Noni” digo “Nori”.  Espero que me perdone… Gracias desde aquí por su acertada recomendación, por cierto.

Anuncios