De Nick Drake a The dB’s (o viceversa)

Posted on septiembre 20, 2010

0


Pues sí, durante el parón cibernauta del verano me acabé la biografía de Nick Drake. Me gustó, y eso que no prometía nada al comienzo. Trevor Dann se empeñaba en resaltar que estudió en la misma universidad que Drake (Cambridge) y se pasaba páginas hablando del arco de la calle tal por el que él también solía pasar cada día y de detalles por ese estilo sin llegar al meollo de la cuestión: ¿Qué pasaba por la cabeza de ese tipo tan misterioso, tan inaccesible incluso para sus mejores amigos? ¿Era tan arrogante como parecía? ¿Pasaba tanto del resto de los mortales? ¿Se convirtió en un joven depresivamente alienado de buenas a primeras? ¿Era tan ambicioso que acabó hundido en la frustración por el poco caso que el público le hizo? ¿Era tan inseguro y perfeccionista con la música que sus conciertos se hacían incluso cansinos mientras cambiaba de afinación entre canción y canción?

La respuesta a todas esas preguntas posiblemente sea afirmativa, y digo “posiblemente” porque creo que ni el propio biógrafo acaba teniendo una idea totalmente clara de quién era Nick Drake en el fondo. Ésa es una de las cosas que más me gustan del libro. Dejar su verdadera personalidad en el aire es casi lo más respetuoso que se puede hacer con alguien así. Nick Drake fue un cantautor tan tan sumamente reacio a hacer entrevistas o a promocionarse de algún otro modo, que prácticamente todo lo que se dice de él son meras suposiciones. En sus últimos años de vida, quienes más atención le prestaron, sus amigos más incondicionales, solían recibirle en casa y él apenas soltaba prenda durante varios días. Se quedaba mirando por la ventana hasta que un día desaparecía sin avisar. Para sorpresa mía, una de esas veces, en un repunte de autoestima, viajó nada más y nada menos que a Algeciras (Cádiz). Le dejaron una casa durante algunas semanas. Fue antes de grabar su tercer disco, y la verdad es que me ha abierto la curiosidad…

Siguiendo con las curiosidades acerca de Nick Drake, cuando comenzó su despegue mediático, muchos años después de su suicidio, la lista de homenajes que le realizaron en todos los rincones del globo parecía no tener fin. Uno de los más importantes (y aquí es cuando alucino) lo arganizó Peter Holssapple, antiguo componente de una de mis bandas favoritas: The dB’s. También fue el quinto miembro (extraoficial, como dice Dann) de REM durante varias de sus giras más potentes. Fue en 1997, en la iglesia de Santa Ana de Brooklyn, en Nueva York.

En fin, todo este rollo lo suelto porque por fin me atrevo a colgar lo que viene a continuación: un programa de radio en el que colaboré hablando del primer disco de The dB’s. Se trata del muy recomendable Buscant a Jeff Magnum, que radian en Radio Ciutat Vella una vez a la semana mi amigo Borja Barbesà y otros chicos con la ilusión que hay que ponerle a las cosas que verdaderamente te hacen feliz (cuando pienso en ellos me acuerdo de la frase que introdujeron en el fanzine Rosa-Parks que decía algo así como “ojalá que el mundo siga siendo de los aficionados”). Y como creo que las palabras empiezan a sobrar desde hace un rato, ahí os digo algunas curiosidades más sobre mis queridos dB’s. A mi me siguen alegrando los días. NIck Drake debería haberlos oído.

Escuchar programa Buscant a Jeff Magnum

PD: Ahora escucho Robert Wyatt (His Greatest Misses). Grande.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Música, radio