Sin cortar: Entrevista a New Order

Posted on agosto 4, 2011

0


New Orden sacaron hace poco Total, recopilatorio que incluye también canciones de Joy Division y un tema inédito de antes de que se disolviese la banda en 2007. Dejando a un lado la utilidad de algo así, recordé una entrevista que les hice cuando publicaron su disco ‘Waiting for the Sirens Call (no lo volví a oir después de la charla de 2005. No sé si me daba más pereza hacerlo o llevarlo al Daily Price para cambiarlo por tres duros. Tampoco creo que les importe, como podréis ver…). Aquí la tenéis en bruto, sin corte ninguno. Han cambiado muchas cosas desde entonces. La primera, que ya no se llevan tan bien entre ellos, ni mucho menos. Tampoco está ya Tony Wilson, ni sus amados Go-Betweens; del biopic de Ian Curtis ya se ha hablado todo lo que se tenía que hablar, y seguramente pensarán cosas distintas sobre la música electrónica de hoy en día. Pero sigo entendiendo mejor algunas cosas sobre su música después de releerla, por muy contradictorios que sean a veces. Los que hablan son Peter Hook (bajista) cuando todavía no había tirado la toalla y Stephen Morris (batería).

1.- ¿Partieron de alguna premisa a la hora de elaborar “Waiting for the sirens’ call”?
Peter Hook: Vimos esto como un proyecto muy grande cuando empezamos.
Stephen Morris: … Después del tiempo que llevamos haciéndolo… Lo que hacemos no es más que hacer discos y salir a dar conciertos, y cuando empiezas con uno nuevo no tienes ni idea de lo que va a salir.
P.H.: No teníamos ni idea y no hicimos ningún plan. Ahora nunca lo hacemos. Tal como se ve es ridículo, pero tan sólo escogimos una fecha, el 1 de septiembre, y cuando llegó no teníamos nada. Ninguno se había sentado en casa con una guitarra acústica, nadie, nada. Literalmente empezamos, en plan “tal como salga”, y comenzamos a tocar.

2.- ¿Pero se plantearon ser más fieles o menos al sonido New Order?
P.H.: Ha habido un poco de libertad con éste álbum después de “Get Ready”. Nos preocupaba volver después del tiempo que habíamos estado fuera y sonar igual que siempre.
S.M.: La gente podía pensar “Ah, New Order… Todavía hacen lo mismo…”. Y eso no es bueno.
P.H.: Teníamos eso en mente. Hicimos el anterior disco con Steve Osbourne. Al principio su gran idea fue que sonáramos como Joy Division, que empezáramos de nuevo, lo cual nos pareció bien. Creo que al principio no nos lo tomamos tan bien, pero él… Decir que nos manipulase es demasiado fuerte. Le dio forma, y nos alegramos de hacerlo.
S.M.: Así es como lo produjo.
P.H.: Nos dio la libertad de sonar como New Order y sin embargo empezamos de nuevo tan sólo usando un enfoque mucho más simple al escribir las canciones. Lo que ocurrió después fue que todos acabamos muy contentos con el resultado (es un álbum muy bueno, lo escucho y es fantástico) y entonces, cuando salimos de gira, todo el mundo decía “¿Por qué ya no sonáis como New Order? Nos gustaba esa mezcla synth-pop…”, y pensamos: “¡Mierda!”.
S.M.: Por eso hicimos “Here to stay”, que una de las cosas que tenía era que sonaba de verdad a New Order. Decían: “¡Nos gusta que sonéis así! ¡Esto está mejor!”….
P.H.: Y éramos nosotros los que estábamos preocupados por sonar a nosotros mismos… Es alagador que hayamos estado alejados por un tiempo y la gente te dé la bienvenida y te diga “¡Dios, os queremos! ¡Que bien que hayáis vuelto y que sonéis como New Order!”. Así que al empezar este disco pensamos: “¡Está bien si sonamos como New Order!”
S.M.: Es fácil.
P.H.: Éste es de verdad el único álbum en el que planeamos algo antes, y el plan era sonar como New Order.

3. – Siendo considerados los padres del synth-pop y uno de los grupos pioneros en la actual música de baile, ¿qué opinan de lo rápido que avanza la música electrónica hoy en día en cuanto a estilos, técnicas de grabación…?
S.M.: La cosa es que cuando empezamos en esto de la música dance con ‘Blue Monday’ e íbamos a clubs y sabíamos los sonidos que estaban naciendo y la música que estaba a la última, era bastante fácil, y si escuchas ‘Blue Monday’, se nota. Hoy en día la música dance se ha convertido casi en una especie de ciencia, en plan “coge estos beats pero esos no porque son demasiado grunge-disco y son de la semana pasada. Esta semana tienes que usar una mezcla de jungle y happy house… Para sobresalir en la música dance tienes que estar a la orden del día, y ya no vamos mucho a clubs, y las raves las dejamos. Es muy difícil. Mantenerte al tanto de lo que está pasando es un trabajo de 24 horas los siete días de la semana.

4.- Algunas veces se decía que lo que hacían era música dance “pensada por el hombre”, refiriéndose a que añadía ese lado más emocional, más humano, que da el pop…
P.H.: Creo que es la mezcla de eso. El hecho de que toquemos encima de los sonidos es lo que gusta. En mi opinión, cuando escucho nuestra música creo que ‘Thieves like us’ es mucho mejor canción que ‘Blue Monday’. Pero esa canción jamás logró tanto, y ‘The Perfect Kiss’ es mejor canción también, pero no se hizo tan popular. ‘Blue Monday’ pegó fuerte, pero para mí es un poquito fría, mientras que ‘Thieves like us’ o ‘Perfect Kiss’ son canciones mucho más apasionadas.
S.M.: Yo creo que las mejores canciones son las que tienen tecnología con instrumentos encima tocados con corazones humanos. Ésas son las que más me gustan.

5.- En la rueda de prensa, cuando les preguntaban cómo es que el anterior disco había gustado tan poco a la prensa musical, contestaron “el caso es que si salieron a comprarlo, ¿qué mas da que les gustase o no?”. ¿De verdad se lo toman así?
P.H.: (…) Debo admitir que hay un consumidor de música. Si The Go Betweens sacan un álbum, yo salgo y lo compro sin tener en cuenta si lo he escuchado, y hay algunos de sus discos que podrían ir directos a la papelera y otros que sigues poniendo… Así que está bien que la gente salga a comprar tus discos por quién eres, pero creo que tienes una obligación.
S.M.: Puedes tener tu propio control de calidad. Ha habido momentos, particularmente al principio cuando empezamos a hacer música de baile, en los que hicimos cosas que sabíamos que iban a cabrear a la gente. Al principio teníamos muchos fans melancólicos y pensamos: “bien, si hacemos música feliz para discotecas esto les va a molestar muchísimo”. También les cabreábamos dando conciertos en los que no afinábamos o en las radios sacando discos de 10 o 12 pulgadas, haciendo canciones que sólo se pondrían en la radio. Éramos perversos a conciencia, y ahora nos estamos tomando unas vacaciones en ese sentido y siendo terriblemente corporativos, pero es simplemente la fachada…

6.- ¿Habrían sonado igual Joy Division y New Order si no hubieran surgido en una ciudad como Manchester?
P.H.: ¡Dios mío! Era salvaje… Yo casi me mudé a Birmingham cuando tenía diez u once años. Estuve muy cerca de hacerlo, y eso podía haberlo cambiado todo. Podía haber acabado tocando en Dexys Midnight Runners… (canta)
S.M.: O en una banda de esas de gabardina…
P.H.: El caso es que estábamos en Manchester. Nuestras vidas las hemos pasado allí, Joy Division fue creado por Manchester. Incluso Stephen estará conmigo en eso, aunque venga de Macclesfield, o de distritos de alrededor. Así es como es, y no de otra forma. Personalmente me entristecí bastante cuando Oasis se mudaron a Londres. Era como si nos hubieran traicionado, pero ahora entiendo por qué lo hicieron.
S.M.: Lo mismo ocurriría con The Beatles…
P.H.: Sí, probablemente. Es extraño, gracioso, porque nuestros corazones están en… el de Stephen en Macclesfield y, yo, ahora vivo muy cerca suya, en Chesire, pero Manchester sigue estando siempre ahí, como algo que te atrae y que late. Tony Wilson todavía trabaja allí, La Hacienda aún existe, aunque no lo haga como club sino como un bloque de apartamentos…
S.M.: Puedes vivir en La Hacienda si de verdad quieres.

Cuando estaban construyendo los apartamentos, en los carteles de promoción ponía “The party is over” (La fiesta se ha acabado)…
P.H.: Bueno, robaron todo ese patrimonio para hacer lo que hicieron, pero personalmente me gusta la idea de que La Hacienda siga existiendo y no lo haga como club.
S.M.: Es mejor eso a que construyan un aparcamiento en su lugar…
P.H.: Es un monumento a Martin Hannet, a Rob Gretton, a Ian Curtis, porque Ian Curtis pagó por él… Es un monumento a toda esa gente y a lo que ocurrió. Estoy seguro de que hay gente que flipa en el edificio de La Hacienda en plan “¡lo puedo sentir!”
S.M.: “¡El verano del amor aún está aquí…!”.

7.- Pronto saldrá en cine “Touching Form A Distance”, película dirigida por Anton Corbijn que tratará de la vida de Ian Curtis. ¿Contará su opinión sobre ella para hacerla de tal o cual forma finalmente?
P.H.: La película estará dictada por la gente que la paga, porque así es como funciona.
S.M.: El caso es que a fin de cuentas tendremos algo que ver porque es nuestra música, y si la película resulta penosa diríamos: “bueno, pues no puedes poner la música”, así que les interesa…
P.H.: Será difícil que eso ocurra, porque somos algo perversos, y a veces, si acaba siendo una mierda y quieren que salga, lo aceptaríamos, porque mantendría el mito. Es extraño… Si la prensa no comenta nada es igual que una mala crítica. Cuando vimos ‘24 Hour Party People’ mi primera impresión fue que era una basura. Pensé que estaba todo mal, que era malísima, y entonces me di cuenta de que en realidad era bastante divertido que estuviera mal. Nos picó ese lado malvado que te hace pensar: “es buena”. Lo interesante de ’24 Hour Party People’ es que Tony Wilson escribió un libro y lo cambió para ajustarlo a la película.
S.M.: Es como si hubiera cambiado aquello que podía haber sido verdad para transformarlo en lo que es exactamente ‘24 Hour Party People’; como ese dicho antiguo que dice que el mito es más interesante que la verdad.
P.H.: Me dijo: “De lo que te tienes que dar cuenta, Peter, es de que la ficción siempre es mucho más interesante que la realidad”, lo cual supongo que es cierto, y él puede hacerlo. En muchos sentidos, eres como algo que está presente, y la razón por la que Anton Corbijn me gusta es porque le apasiona Ian y Joy División. Él ve algo que nosotros no podemos ver porque estamos demasiado próximos. Estoy deseando verla, y creo que si le sale mal e incluso si a nosotros no nos gusta, todavía seguirá siendo un gran trabajo. No creo que sea importante que nos guste.
S.M.: Sí, creo que el tipo que está escribiéndola está haciendo un buen trabajo.

8.- En su opinión, ¿en qué han contribuido Joy Division y New Order a la historia del pop? ¿Qué han logrado como grupo?
(…)
P.H.: Lo mejor de todo esto es que aún estamos aquí.
S.M.: Es cierto. Si piensas en todas las cosas por las que hemos pasado… ; en cuántos grupos han sobrevivido a la muerte de su cantante y han seguido adelante, han tenido otro vocalista principal, y todavía han seguido adelante, han perdido el sello discográfico, un club, un montón de dinero y aún así han seguido… ¡¡No podrían soportarlo!
P.H.: Y también tocar después de Iggi And The Pops en el cartel… [se refiere al cartel del Primavera Sound XX, del que fueron cabezas de cartel]
S.M.: ¿Iggy and the Pops? Iggy Pop & The Stooges…
P.H.: ¡Tío, Iggy Pop teloneándonos está muy mal…!

Anuncios
Posted in: Entrevistas, Música