Balance simiocrático en el segundo 15M

Posted on mayo 13, 2012

2


Ayer quedé en Plaza Catalunya para darme un paseíto con otras 200.000 personas. Conmemorábamos el primer aniversario del 15M, pero no es que estuviéramos muy contentos. Un año después de aquella explosión de lo que quiera que sea que esté entre la rabia y la ilusión, veo este vídeo y la sangre que llevan mis venas me hierve aún con más fuerza. Lo sacó hace apenas un mes el viñetista Aleix Saló (curioso: el otro día os hablaba de Juanjo Sáez, quien es, según dice, una de sus grandes influencias). Fue una muy buena manera de promocionar su nuevo libro: Simiocracia: Crónica de la Gran Resaca Económica. También es una muy buena manera de contarnos, simple y llanamente, lo que realmente está ocurriendo:



Vieniendo al caso, resulta que Aleix Saló no confía en que el 15M pueda resolver algo, pero, hey, lo ve con buenos ojos. Aquí la respuesta que dio hace nada en una entrevista en La Vanguardia:

¿Confía en el movimiento 15-M?
-¿Para resolver algo? Pienso que es cargarles con una responsabilidad excesivamente pesada. Simpatizo con ellos desde siempre, pero tampoco creo que tengan el don de la verdad. Que tu causa sea más noble no quiere decir que sea más cierta. No creo que sea responsabilidad de los movimientos de protesta resolver estos problemas. Sirven para ser un caldo de cultivo para futuros implicados en política. Generan un renovado interés en política en los jóvenes. Esperemos que acaben entrando en ella para renovar la política desde dentro.


Pues eso. ¿Alguno de vosotros quiere ser político de mayor y empezar a poner orden de una vez, por favor?

Anuncios